Maleta para empezar con buen pie

En mayo voy a ser tía. No tía de sangre, pero a efectos prácticos, y emotivos,…